miércoles, 4 de julio de 2012

Mitos de videojuegos: POLYBIUS

Bueno, después de una ausencia de las tantas que desgraciadamente frecuentan el blog, vuelvo para inaugurar una nueva sección sobre mitos de videojuegos. Trataremos sobre todas aquellas leyendas de los videojuegos que siempre hemos oído pero nunca hemos sabido si es cierto o falso. Y no hay mejor manera de empezar que con la madre de todas las leyendas sobre videojuegos, una auténtica teoría de la conspiración de las que ya no quedan: Polybius.
¿Qué es Polybius?
Para comenzar hay que aclarar conceptos, Polybius es un videojuego cuya existencia no ha sido nunca demostrada. Los únicos indicios sobre Polybius son testimonios de gente que dice haberlo visto o jugado y haber experimentado extraños efectos después de probarlo. Su nombre proviene del historiador griego Polibio, experto en Criptografía (interesante...) e inventor del Cuadro de Polibio, utilizado para escribir mensajes y que no fuesen descubiertos. También ideó un código con luces de antorchas similar al actual código morse.
Un poco de investigación
 Solo hace falta hacer una pequeña búsqueda en Google para incontrar bastante información, aunque a veces contradictoria. Para comenzar el supuesto videojuego fue lanzado al público en 1981, hace más de 30 años (me parece raro que se sepa una fecha tan exacta...). Las primeras máquinas aparecieron en Portland, Oregon y desaparecieron completamente y sin dejar rastro al poco tiempo. Hay testimonios de avistamientos de la máquina en otras ciudades de EEUU cercanas, pero esto haría aún más complicada la idea de que la máquina se retirase en tan poco tiempo y con tanta efectividad, incluso se apunta a que el local en el que apareció se llamaba Blue Diamond y a día de hoy dicen que es un bar de un barrio pobre de la ciudad, cuyos dueños desconocen la situación de su local en las fechas de las que hablamos, todo esto es difícil de contrastar y considerar verídico.
La descripción general hace pensar en el Tempest de Atari lanzado efectivamente en Octubre del mismo año. Se dice que Polybius era un juego con gráficos vectoriales muy llamaticos, coloridos, con una música de juego a un volumen muy alto y confusa. Manejabas a una nave espacial y tenías que pasar varios niveles o puzzles, las versiones varían levemente en este tema, pero más o menos podemos hacernos una idea. La versión más extendida era que lo que en realidad se movía era el resto de la pantalla, permaneciendo estática la nave, aunque esto rara vez se tiene en cuenta en las muchas simulaciones del videojuego que existen.
Recreación de cómo sería uno de los niveles de Polybius.

Lo más extraño es cuando llegamos a la parte de los efectos secundarios, entre estos encontramos algunos bastante creíbles como ataques de epilepsia (no sería la primera vez) o mareos. También hay otros más extraños como pérdidas de memoria, tics nerviosos alucinaciones, pesadillas, terrores nocturnos e incluso intentos de suicidio. Cabe destacar que el juego producía una gran adicción y posteriormente un odio visceral tanto al juego como a las máquinas arcade, se dice que una de las víctimas se convirtió en un "activista anti-videojuegos". Las recreaciones disponibles del juego parecen indicar que era un coñazo, pero en la época parece ser que tendría una tecnología bastante puntera. La supuesta empresa desarrolladora del juego era la alemana Sinneslöschen (que en alemán significa "pérdida de los sentidos" ni más ni menos) y su programador un tal Ed Rottberg que parece ser que trabajó para Atari e incluso fue el creador del famoso Battlezone, cosa que podemos comprobar incluso en la Wikipedia inglesa. Curiosamente, hubo una versión de Battlezone especializada para el entrenamiento en el ejército de EEUU para la que precisamente Ed Rottberg aceptó a regañadientes y con la condición de no tener que colaborar nunca más en el futuro con el ejército. Se sabe poco sobre el susodicho programador aunque parece ser cierto que desarrolló Battlezone y se le menciona como desarrollador de otros videojuegos de Atari, pero si nos ponemos a buscar más información sobre él no encontramos absolutamente nada que no tenga que ver con Polybius... Cuanto menos, curioso.
La parte conspiranoica viene en realidad ahora, muchos testigos afirmaron ver en el juego mensajes subliminales incitando a la autodestrucción o la sumisión como "Kill Yourself" (Mátate), "No Imagination" (Sin imaginación) "No Thought" (No pienses), "Conform" (Confórmate) "Honor apathy" (Honra la apatía) "Do not question authority" (No cuestiones a la autoridad) o "Surrender" (Ríndete). Como podeis imaginar, el abanico de expresiones deprimentes introducidas como mensajes subliminales es bastante amplio.
Rizando el rizo aún más algunos afirmaban ver caras fantasmales en los bordes de la pantalla durante milésimas de segundo, solo capaces de ser captadas con el rabillo del ojo. E incluso quejidos a bajo volumen entremezclados con el sonido del juego.
Pero es que esto no acaba aquí, aún más testimonios aseguraban haber visto hombres de negro manejando las máquinas, haciendo revisiones periódicas y tomando datos de lo que les contaba el dueño de la sala sobre los jugadores de Polybius. Una vez se dejaron el menú de configuración abierto y algunos clientes observaron atónitos opciones en el menú con los efectos producidos al jugar: pérdida de memoria, pesadillas, mareo... Inmediatamente se consideró una especie de experimento militar para estudiar las reacciones de la gente y que no finalizó hasta el anuncio en la prensa de la primera muerte provocada por el juego, algo no probado como absolutamente cualquier otro testimonio relacionado con el juego.
Algo así sería el menú con los efectos secundarios que decían.

El cuento que nunca acaba
En 2006, un tal Steve Roach apareció en Internet afirmando haber trabajado para una empresa sudamericana que sacase un videojuego con un nuevo enfoque en gráficos (gráficos vectoriales) y que llamase la atención. El juego como muchos otros provocaba ataques epilépticos y otros efectos similares así que fue retirado rapidamente cuando aún apenas había máquinas y la empresa subcontratada Sinneslochen fue disuelta.
La versión de Steve Roach, así como el mismo aseguraba, tenía la intención de clarificar el hecho de una vez por todas (supuestamente, he intentado acceder a la entrevista original pero parece ser que la página correspondiente ha sido hackeada, incluso le he mandado un email a la dirección que el hacker "MagicC0d3r" proporciona). Sin embargo, nada más lejos de la realidad, lo complica aún más al darle más credibilidad a algo que hubiera sido considerado inverosímil y falso por cualquiera, aunque elimina todos los elementos conspiranoicos de la historia. La historia de Roach es considerada falsa en general al presentar contradicciones y datos sacados de otras webs, entre ellas Wikipedia al mencionar a un tal Cyberyogi que supuestamente subió Polybius a Internet, esta información solo la tenía el editor de Wikipedia que investigó el caso.
Poco más se puede decir...
Investigar aún más el caso es a todas luces infructuoso: existen más testimonios y más concretos pero con un nivel de credibilidad prácticamente nulo. La mayoría de las páginas mencionadas como importantes en el caso aparte de estar en inglés han sufrido el estrago de los años y lo que ello conlleva: pérdida de información, cambio de los dueños de la página o del dominio, hackeos.
Por si alguien quiere aún así empezar a buscar más cosas, recomiendo suerte y visitar la serie de posts de este blog con bastante información, muy concreta y citando a las páginas más influyentes en el proceso. Hay muchas imágenes sobre Polybius y la cabina de juego, todas son falsas casi al 100% pero resultan curiosas. Así mismo el juego ha sido parodiado muchas veces tanto en otros videojuegos como en la tele, por ejemplo de Los Sims o en Los Simpsons (el parecido entre nombres es pura coincidencia).

Fotografía  falsa de una cabina de Polybius

También recomiendo buscar información relacionada con el tema y con las páginas coinop.org, gamepulse.co.uk  o bitparade.co.uk, si buscais en las páginas directamente dudo que encontreis algo ya que tropezareis con los mismos problemas que yo, así mismo necesitareis tener un buen nivel de inglés. Os comunicaré si recibo respuesta por parte del Hacker que eliminó la entrevista a Steve Roach en BitParade, aunque dudo que llegue a recibirla. En la revista GamePro realizaron un reportaje sobre Polybius en 2003 y también en la famosa página sobre mitos y hoax Snopes.com y en ambas concluyeron con que el mito era falso (vaya novedad...). Existe una página fake de la empresa Sinnesloschen desde la que podemos descargar una recreación de Polybius basada en las descripciones del juego proporcionadas, es la más extendida de todas y que también encontramos en Softonic sin ir más lejos. En ella también encontramos algo de información en inglés. De todo el caso no existe absolutamente ninguna prueba mínimamente creíble que haya sido aportada, mucha gente dijo querer aportarla en foros de Internet y desapareció misteriosamente de este, alimentando así la leyenda.
Sacando conclusiones
La de Polybius es una historia muy bien construida a lo largo de los años, probablemente su origen en Usenet, un sistema de comunicación por la red recién creado en los albores de los 80. Cualquiera podría haber inventado una historia sobre un videojuego que causaba efectos secundarios como ataques epilépticos o mareos, probablemente inspirado en alguna noticia real. Por ejemplo, que la primera versión de Tempest produjo algunos ataques epilépticos, una historia perfectamente creíble aunque difícil de demostrar. A partir de ahí se añadirían rumores que se irían agrupando, cada uno pondría de su parte en alimentar la leyenda, por ejemplo, inventando el nombre de la empresa desarrolladora o del programador, o tal vez inventando la ciudad en la que apareció, dando falsos testimonios... el resto, como se suele decir, es historia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Propicios días, manifiéstate hijo de Glóin.